Para conseguir una mezcla potente es imprescindible que cada sonido ocupe su espacio -y sólo su espacio-.

La forma más rápida para limitar la cantidad del espectro (las frecuencias) que ocupa un sonido es aplicarle filtros paso-alto y paso-bajo.

Estos filtros eliminarán todo lo que haya en un sonido por debajo (filtro paso-alto) o por arriba (filtro paso-bajo) de la frecuencia que elijas.

En la práctica esto se traduce en evitar, por ejemplo, que el hi-hat ocupe el hueco de la caja o que los graves de una guitarra interfieran con el bajo.

Sin embargo a veces resulta algo tedioso ajustar el punto exacto de cada filtro y lo pasamos por alto, perdiendo así una buena oportunidad de limpiar nuestra mezcla.

Observa aquí el método que utilizo para ajustar estos filtros de forma rápida y liberar espacio en la mezcla:

  • Primero utiliza un filtro paso alto en el hi-hat y súbelo hasta el punto en el que notes que estás quitando algo de la parte grave del hi-hat, no te preocupes si eres demasiado optimista y quitas un poco de más, luego en la mezcla sólo se escuchará la parte más aguda.
  • Después filtra los graves de la voz. Puedes utilizar el modo de escucha de ecualizadores como FabFilter ProQ para saber hasta donde debes cortar.
  • El siguiente paso es filtrar el bajo utilizando el hi-hat y la voz como referencias.

A partir de aquí ajustar el filtro en cualquier sonido de la mezcla es pan comido, sólo tienes que utilizar las referencias:

  • Ajusta los filtros paso-alto utilizando el hi-hat como referencia
  • Ajusta los filtros paso-bajo con el bajo (o el siguiente sonido más grave al que estás tratando)
  • Utiliza la voz como referencia para atenuar las frecuencias medias de cualquier sonido que pueda interferir.

Sigue aprendiendo

Máster en Mezcla online

Descubre mi método paso a paso para crear mezclas profesionales, con sonido analógico, utilizando solo un PC